Responsabilidad Ambiental y MIRAT


La Ley 26/2007 de 23 de octubre y el Reglamento que la desarrolla, establecen un nuevo régimen jurídico de reparación de daños ambientales, por el que las industrias que ocasionen daños al medio son las responsables de devolver los recursos naturales dañados al estado en el que se encontraban con anterioridad, independientemente de que haya existido o no voluntariedad o infracción administrativa por parte de la empresa. Además, las empresas deberán adoptar las medidas necesarias para prevenir que se produzcan los riesgos medioambientales.

La Ley no afecta a todas las instalaciones de la misma manera. Son exclusivamente las instalaciones que cumplen alguno de los criterios del anexo III de esta ley las que están, en principio, obligadas a constituir garantías financieras (póliza de seguro, aval o depósito) con las que hacer frente a las responsabilidades medioambientales en las que puedan incurrir en el desarrollo de sus actividades. El montante de las garantías financiera se fijará en base a un análisis de los riesgos medioambientales de cada instalación a través de un “Informe de Riesgos Ambientales” (realizado según Norma UNE 150008).

Se verá afectada cualquier instalación industrial que cumpla al menos uno de estos requisitos:

1) Está sujeta a AAI (autorización ambiental integrada)

2) Realiza vertido a cauce público, inyección en el terreno o al mar (sujeto a autorización administrativa)

3) Tenga captación de aguas superficiales o subterráneas (sujeta a autorización administrativa)

4) Manipule o almacene sustancias peligrosas.

A falta de que la Administración genere criterios de aplicación del punto cuatro, las empresas que cumplen al menos uno de los tres primeros son sin duda un número muy elevado.

El incumplimiento de esta obligación puede constituir infracción muy grave cuya sanción económica puede alcanzar los 2.000.000 € y puede significar también la extinción de autorización para ejercer la actividad entre 1 y 2 años.

Para facilitar el cumplimiento de la Ley y en especial el desarrollo de los “Informes de Riesgos Ambientales”, el Ministerio de Medio Ambiente ha previsto que, voluntariamente, los diferentes subsectores puedan desarrollar un Modelo de Informe de Riesgos Ambientales Tipo (MIRAT). De esta manera, las empresas pueden realizar estos análisis tomando como base el MIRAT de su subsector de actividad industrial. En este sentido, algunas asociaciones de diferentes sectores, ya han iniciado los trabajos encaminados a desarrollar su propio MIRAT específico.

Para sectores muy homogéneos y de gran simplicidad (con peligros y posibles daños bien identificados), podrá emplearse una tabla de baremo, a través de la cual se podrá calcular el importe a cubrir de la garantía financiera, introduciendo en las tablas información básica de la industria.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Responsabilidad Ambiental y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s