Reciclaje Verde

En el anterior capítulo de esta saga hablamos del compost casero, donde con muy pocos recursos económicos podíamos fabricarnos nuestro propio abono para nuestro huerto o jardín.

Hoy, hablaremos del mismo proceso, pero adecuándolo a unas necesidades de producción más elevadas es decir, del compostaje industrial.

Refresquemos un poco la memoria…..

En el compostaje, la materia orgánica es descompuesta, con la ayuda del aire y los microorganismos, en dióxido de carbono y agua mientras se libera energía. La materia orgánica se degrada de forma incompleta, quedando un residuo sólido llamado compost.

Es un tratamiento apropiado para residuos orgánicos tales como restos alimenticios, de áreas verdes, vegetales, de mataderos, agrícolas, granjas, lodos de depuradora o albañal, etc.

Una comprensión básica del proceso puede ayudar a producir una mayor calidad de producto, a la vez que evita muchos problemas comunes. Los microorganismos que hacen el trabajo tienen unos requerimientos básicos que deben ser atendidos…

Ver la entrada original 2.504 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medio Ambiente. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s