La contaminación se podrá probablemente contabilizar en 10 años.


La contabilidad de empresas y gobiernos reflejará probablemente los beneficios y pérdidas medioambientales en una década, gracias en parte a los progresos hechos esta semana en la conferencia de Naciones Unidas en Río de Janeiro, dijeron el jueves a Reuters los partidarios del proyecto.

La contabilidad de las empresas y los cálculos del Producto Interior Bruto (PIB) son deficientes porque no pueden indicar a los gobiernos, consumidores y gestores el verdadero coste de sus actividades, dijo Pavan Sukhdev, un miembro de la junta directiva del grupo medioambiental estadounidense Conservación Internacional y antiguo banquero del Deutsche Bank AG.

La principal razón es que las prácticas contables no registran la creación, uso y degradación del aire, agua, árboles y otros ‘recursos naturales’ de la misma manera que contabilizan fábricas, créditos y otros activos, dijo.

Sukhdev estima que las primeras 3.000 compañías no han logrado contabilizar 2,1 billones de dólares en cargos relacionados con el uso o la contaminación de los recursos naturales – por ejemplo mediante la liberación de dióxido de carbono en el aire o los residuos en un río. Ese dato casi duplica los 4 billones, o aproximadamente un 6,7 por ciento del PIB global, cuando se incluya a todo el sector empresarial del mundo, dijo.

‘No podemos seguir haciendo negocios pensando en el valor añadido de los accionistas mientras al mismo tiempo destruimos el valor de los accionistas’ dijo Sukhdev. ‘Esta es una mala gestión’.

Cambios en todo el mundo están trabajando las formas de incluir las emisiones de dióxido de carbono en la información básica que las empresas que cotizan en bolsa deben proporcionar a los accionistas, dijo.

Se prevé que las normas comunes para las multinacionales estén listas en tres o cinco años y su aplicación en siete años.

Esa contabilidad no sólo se sumaría a las pérdidas, dijo.

‘Se podría obtener un 10, 20, 30 por ciento adicional al PIB porque finamente se estarían midiendo los servicios de la naturaleza’, dijo Sukhdev. ‘Pero también se pondrían las pérdidas porque hay que contabilizar el capital natural que se pierde’.

El jueves, el Banco Mundial dijo que 57 países y la Comisión Europea y 86 compañías aceptaron la elaboración de unas reglas de ‘contabilidad de capital natural’ para introducir el tipo de cambios que Sukhev – que lleva trabajando una década en esas propuestas, ha reclamado.

‘Estoy encantado con este plan. He estado sudando tinta china durante más de una década con la esperanza de que algo se moviera’, dijo, añadiendo que incluso el uso voluntario de los cambios contables que propone ayudará a los consumidores y accionistas a tomar mejores decisiones sobre el verdadero valor de las empresas.

Entre las empresas que se han comprometido con la contabilidad de los recursos naturales se incluyen Puma, Unilever y Wal-Mart, entre otras, mientras que entre los países se incluye Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania, pero no China o la anfitriona Brasil.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medio Ambiente y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s