Detección de un suelo contaminado.


Sucede a menudo que la contaminación del subsuelo queda enmascarada hasta que se descubre la existencia de la misma derivado de diversas manifestaciones físicas, administrativas e incluso financieras.

Así como la contaminación emitida en las aguas residuales, en los residuos sólidos o líquidos y en las emisiones atmosféricas es perfectamente medible y controlable; en el caso del subsuelo nos encontramos con serias dificultades a la hora de disponer de la información necesaria para poder tomar decisiones en cuanto a su gestión.

La descontaminación de un suelo suele ser un proceso bastante caro por varias razones:

1. Requiere normalmente paradas en líneas de producción.

2. Requiere inversión en la realización de estudios de situación y elaboración de informes.

3. Requiere la gestión del suelo contaminado como residuo, generalmente peligroso.

Con estas sencillas pinceladas es lógico pensar que lo primordial, en cuanto se sospecha o se tiene la certeza de que el subsuelos de nuestra actividad está contaminado por el desarrollo de la misma, es invertir los recursos necesarios para que  esa situación deje de producirse; es decir, no escatimar en detectar el posible foco de emisión de contaminantes y sellarlo lo más pronto posible. Para posteriormente elaborar un plan estudio y descontaminación,  con la certeza de que no se siguen emitiendo contaminantes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Contaminación, Suelos Contaminados y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s