Residuos y Biogás


biogás

Existe una amplísima variedad de residuos valorizables mediante la digestión anaerobia,  aunque no todos poseen las mismas propiedades de cara al aprovechamiento. Existe una  serie de variables características de los diferentes tipos de residuos a tener en cuenta para  posibilitar el desarrollo del procedimiento:

• Volumen de residuo disponible

• Potencial contaminante del residuo

• Potencial de producción de biogás

• Contenido en metano del biogás generado

• Relación Carbono: Nitrógeno del residuo

• Capacidad tampón del residuo: Alcalinidad

• Subproductos generados en la reacción: Posibilidades de inhibición de la reacción.

• Cantidad de sólidos volátiles del residuo

• Necesidad de pretratamiento

• Etc.

En general, los residuos más utilizados para la generación de biogás se resumen a  continuación:

• Residuos ganaderos y de granjas: Purines de cerdo y vaca, estiércoles, gallinaza. En  general, su potencial para la producción del biogás no es demasiado alto, debido a su  alto contenido en nitrógeno y a su excesiva liquidez para el proceso. No obstante, por  causa de su poder contaminante de suelos y por la abundancia de recurso, sumado a  la ausencia de tratamientos eficientes de valorización, los residuos ganaderos  constituyen el combustible por excelencia para la generación de biogás mediante  digestión anaerobia.

• Residuos agrícolas: Los restos agrícolas procedentes de cultivos de consumo, cultivos  energéticos o de generación de materias primas para la industria alimentaria  constituyen un sustrato apropiado, en general, para la digestión anaerobia. No obstante, la tipología del material usado, en función de la carga orgánica que posea,  genera una gran variabilidad en el potencial de biogás existente en el residuo. Además, presenta la problemática de estar sometido a la estacionalidad del recurso (en general).

• Residuos de la industria alimentaria: El procesado de las materias primas animales y  vegetales para la elaboración de productos alimenticios genera abundantes residuos  susceptibles de ser aprovechados para la producción de biogás. Las industrias lácteas,  cerveceras, conserveras, azucareras y similares producen unos residuos con alta carga  de materia orgánica, muy adecuados para el aprovechamiento energético. No obstante, en función del tipo de residuo, puede ser necesario un pretratamiento previo para  maximizar el potencial de generación de biogás.

• Residuos de matadero: Constituyen uno de los residuos con mayor potencial para la  generación de biogás. Los restos de contenidos estomacales, intestinos, etc., así como  los restos de depuración de los efluentes de este tipo de residuos, suponen un sustrato  muy adecuado para la biometanización, aunque, generalmente, este aprovechamiento  se realiza en codigestión con otros residuos.

• Residuos pesqueros: Los restos de pesca y de procesamiento de productos  alimentarios de la industria conservera y similar resultan ser un muy buen sustrato  para la digestión anaerobia.

• Lodos de Depuradora: Los tratamientos de depuración de aguas residuales generan  lodos de difícil tratamiento, muy apropiados para la generación de biogás. De hecho,  existen numerosas EDARs que se autoabastecen con el aprovechamiento térmico del  biogás generado.

• Residuos de plantas de biocombustibles: En este tipo de plantas, particularmente en las  de biodiésel se generan grandes cantidades de glicerina, que es uno de los residuos  con mayor potencial de generación de biogás. No obstante, existen otras formas de  aprovechamiento de la glicerina, lo que supone que, a día de hoy, la glicerina  procedente de las plantas de biodiésel sea un residuo dependiente, por un lado de la  producción real de las plantas, y por otro lado, de la utilización del subproducto en otros  aprovechamientos independientes de la producción de biogás mediante digestión  anaerobia.

• Fracción Orgánica de Residuos Sólidos Urbanos (FORSU): Los RSU constituyen una  fuente de sustratos para la biometanización, suponiendo esta operación una fuente de  valorización y reducción de los mismos. No obstante, hay una gran variabilidad en el  potencial de producción de biogás por parte de estos residuos, en función de las  operaciones de separación previas que se hayan realizado previamente. La utilización  de FORSU previo tratamiento para generar biogás supone una posibilidad de reducir el  volumen de residuos existente.

• Biogás de vertedero: Existen vertederos que cuentan con sistemas de aprovechamiento  del biogás, mediante la colocación de una red de tuberías y chimeneas que reconducen  el biogás que se genera hasta los motores para generación eléctrica. De este modo se  aprovecha de forma pasiva la emisión gaseosa de la fermentación de los vertidos para  la generación de un biogás con bajo contenido en metano.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en biogás, Energía, Residuos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s